Si estás buscando dónde comer en Dueñas, seguramente quieres no solo un sitio donde almorzar o cenar, sino también un lugar en el que comer bien a un buen precio. Porque una cosa es llenar el estómago y otra cosa es acabar la comida pensando "hoy me he quedado a gusto".

Seguramente conozcas el dicho "bien comido y bien bebido: ¿qué más quieres cuerpo mío?". Se trata de uno de uno de esos refranes castizos que te enseñan un modo de vivir de lo más agradable. Tal vez has tenido la experiencia de una pantagruélica comida de Navidad o de una boda. En estos casos, te das cuenta de lo placentero que es comer y beber bien. Obviamente no todos los días se puede participar de este tipo de banquetes, pero todos sabemos que, de vez en cuando, no vienen nada mal.

Los viajes largos en carretera pueden resultar estresantes, ya que muchas veces queremos terminarlos cuanto antes y, por mucho que aceleramos, no conseguimos ahorrar mucho tiempo. Además, cuando vamos tensos, el tiempo parece pasar más despacio. Por eso, el mejor modo de afrontar un viaje largo es disfrutarlo. El paisaje, una conversación agradable, una oportunidad para escuchar la música que te gusta o un buen sitio en el que comer son algunas de las claves para divertirse durante un viaje. En este sentido, es mejor pararse y buscar dónde comer en Dueñas. Existen muchos sitios donde "llenar la panza", pero no tantos en los que gozar de la comida.

En la reunión anual de cardiólogos de Estados Unidos, el japonés Takayuki Yamaji presentó un estudio científico que demostraba que comer rápido tiene consecuencias nocivas para la salud. Por eso, te recomendamos que te pares a comer tranquilamente para disfrutar del viaje.

Si quieres darte un homenaje, te recomendamos que vengas a La Chamorra, donde comerás bien, con calma y a buen precio.