En todas las campañas de tráfico donde se prevén desplazamientos masivos, los medios de comunicación insisten en la importancia de parar durante el trayecto en áreas de servicio o restaurantes de carretera en Dueñas. El mantener una misma postura durante horas, la falta de hidratación, así como conducir con el estómago vacío o muy lleno pueden afectar no solo a la concentración, sino al funcionamiento normal de nuestro organismo.

Seguramente ya sabes que debes parar cada cuatro horas de viaje a dar pequeños paseos, así como a comer y beber algo ligero en las áreas de servicio o restaurantes de carretera en Dueñas, pero si quieres conocer más sobre lo que le pasa a tu cuerpo en los viajes largos, te animamos a que sigas leyendo.

El cuerpo humano está diseñado para moverse con regularidad. Cuando permaneces sentado en la misma postura por mucho tiempo y con movilidad reducida, estás oprimiendo zonas de tensión como las rodillas y articulaciones y dificultando la circulación en tus miembros inferiores. Explicado de manera simple, el sistema cardiaco cuenta con la ayuda del movimiento de los músculos y el cuerpo en general para el retorno venoso. Al estar parado durante tanto tiempo, esta labor se dificulta, provocando retención de líquidos e hinchazón de las piernas, pudiendo llegar a sufrir sensación de hormigueo, molestias e incluso trombos.

Durante el tiempo que permanezcas sentado, tu estómago estará oprimido, dificultándose también la circulación dentro del aparato digestivo. Esto provocará una peor digestión e incluso problemas de hinchazón, calambres o estreñimiento.

Además, debido también a la inactividad, los hombros se contraen, provocando tensión, dolor y dificultad de movimiento en el cuello y espalda.

En la Estación de Servicio La Chamorra tenemos la mejor selección gastronómica para que puedas parar durante tu viaje a ayudar a tu cuerpo a resetear mientras disfrutas de nuestra magnífica oferta.